Tip 2- Únete #JulioSinPlásticos

Tip 2- Únete #JulioSinPlásticos

#JulioSinPlástico es una campaña internacional que nos invita cada verano a incorporar en nuetro día a día rutinas que generen menos impacto en el medio ambiente.  

Consumimos demasiado plástico. En las últimas décadas su uso se ha implantado de tal manera en nuestra forma de concebir actos tan recurrentes e imprescindibles como beber agua que nos cuesta imaginar un mundo sin plástico. Sin embargo no hace tanto tiempo que llegaron y ahora nos preguntamos ¿Llegarían para quedarse?

Precedidos por los polímeros de caucho natural, los plásticos y su industria comienzan su carrera de fondo a principios de siglo XX con el desarrollo de los primeros polímeros sintéticos termoestables. En tan solo medio siglo se implantó el uso de diferentes compuestos plásticos y resinas, tales como poliester, poliuretano, melamina, epoxi, silicona, etc. Actualmente están presentes en infinidad de productos y procesos de obtención de los mismos.

Los plásticos no son materiales indeseables a los que debamos hacer una campaña de desprestigio, pues son sinónimo de evolución para el ser humano en muchos aspectos. Sin embargo, debemos revisar el uso que hacemos de ellos y su destino cuando se convierten en residuos.

Todos nos echamos las manos a la cabeza cuando Greenpeace nos hace notar que hay “sopas de plásticos” en los mares de diferentes puntos del planeta, que se han encontrado microplásticos desde el Ártico hasta la Antártida, que éstos ponen en serio peligro a muchas especies marinas debido precisamente a su pequeño tamaño y que tardan hasta 500 años en degradarse. Pero después de unos minutos seguimos con nuestras vidas y como mucho nos limitamos a mirar esa botella, bolsa, pajita, etc. de reojo pensando si podríamos encontrar una alternativa a la que acostumbrarnos rápidamente.

Es por este motivo que Earth Carers Waste Education creó la campaña julio sin plástico. Anualmente la campaña trata de promover el rechazo del plástico de un solo uso y la correcta separación de los residuos que permita su reciclaje. Se puede aprender mucho en la web relacionada PlasticFreeJuly.org. A continuación te dejamos algunas acciones que puedes poner en práctica sin demasiado esfuerzo.

TIPs Siéntete ECO para este #JulioSinPlástico

1. Descarta las vajillas desechables de plástico. Como podrás observar en varios supermercados es una de las medidas que se está implantando con más rapidez. La alternativa que ofrecen es vajilla y cubertería de cartón también desechable. Pero ¿y si utilizaramos en esas ocasiones una vajilla de plástico no desechable?

2. Bebamos unos 2 litros de agua al día. Bueno, aquí podemos tener varias opciones en cuenta. Si vives en una zona en la que la calidad del agua del grifo es suficientemente buena, no parece tener mucho sentido que consumas agua embotellada. Si por el contrario la composición del agua no es óptima para tu organismo te aconsejo que te plantees las opciones de reparto de agua a domicilio en garrafas reutilizables de hasta 20 litros, o que elijas comprar garrafas del mayor volumen disponible en tu tienda habitual. Siempre puedes contar con botellas de vidrio más pequeñas para ir rellenándolas y no perder en comodidad en tu día a día.

Para llevar fuera de casa, te aconsejo el uso de una pequeña botella o cantimplora de algún plástico más resistente y reutilizable o de aluminio. Ambas opciones permitirán que el agua te acompañe reduciendo residuos y sin incrementar el peso o el riesgo de rotura como lo haría una botella de vidrio.

3. El turno de las otras bebidas. Zumos, leche, refrescos, bebidas alcohólicas, etc., vienen en diferentes formatos: botellas de plástico, latas, bricks y botellines de vidrio entre otros. Trata de elegir siempre los que contienen más volumen, es decir los que con menos material de envasado te proporcionan más cantidad bebida. Evita los bricks pequeños con pajita, así como el uso de pajitas en términos generales.

Yendo más allá puedes elegir los envases que sabes que tienen un proceso de reciclado más eficiente y que permiten su reutilización tantas veces como tú quieras; es el caso del vidrio.

Por último, puedes considerar qué envases son reciclables y la materia prima reciclada se demanda para ser incorporada en nuevos procesos de fabricación, como las latas de aluminio o los briks, entre otros.

4. ¿Alimentos envasados? No gracias. Siempre que podamos debemos renunciar a consumir envases en bollería, fruta y verdura, carne y pescado, cereales y legumbres, etc. Y más aún si son envases de envases.

Mis hijos adoran los croisants de supermercado, podrían desayunar y merendar todos los días croisant con mermelada si la decisión fuese solo suya. Dejando a un lado el criterio nutricional, dichos croisants vienen habitualmente envasados en una gran bolsa de plástico desechable que contiene pequeñas bolsas individuales en las que van envasados los croisants. Una tostada con mermelada es deliciosa también desde su punto de vista 😉.

La carne y el pescado al corte si es posible. Las frutas y verduras a granel. En nuestro post de bolsas reutilizables para frutas y verduras te ofrecemos diferentes alternativas para rechazar el consumo de bolsas de plástico desechables. El resto de alimentos en grandes cantidades, mejor el paquete de macarrones de 5 kg que el de 1 kg. Parece todo bastante de sentido común ¿verdad?

5. Lleva una bolsa siempre contigo. Te recomendamos el uso de bolsas de tela, rafia o yute para llevar a cabo todas tus compras, no solo las de alimentación, así también reducimos el consumo de papel de un solo uso.

6. Higiene con materiales alternativos. Un ejemplo son los nuevos cepillos de dientes de bambú. Tengo previsto probarlos cuando el mío tenga que ser sustituido. No me voy a meter en los productos de higiene femenina o infantiles pero que sepas que hay varias alternativas a las tradicionales que podrás encontrar con una rápida búsqueda en internet o preguntando en tu farmacia.

7. Reduce, Reutiliza y Recicla. Pero sobre todo nunca olvides estas 3R y por ese orden. En el problema de los plásticos son más importantes si cabe.

Gracias por llegar hasta aquí y recuerda que pequeños cambios a nivel individual pueden suponer grandes cambios a nivel global.

Precisamente por ese motivo, revisa tus necesidades, realiza un consumo responsable de plásticos, separa tus residuos para permitir su reciclaje, comparte esta información con otros, únete al #JulioSinPlásticos para crear costumbres que perduren y siéntete ECO.

Deja una respuesta